La Expedición al Caribe (Part 1/3)

 P
oco después de comenzar el semestre de primavera en 1932, apareció este anuncio en los tableros de varias universidades americanas:

[imagen]

“Se necesitan jóvenes incansables con deseos de viajar para una Expedición Cinematográfica al Caribe. El costo por solicitante es de 250 dólares que deberán pagarse en los muelles de Baltimore antes de zarpar. Deben estar sanos, ser fiables, tener muchos recursos, ser imaginativos y aventureros. Quienes anden en busca de reuniones sociales o turismo, absténganse de presentar una solicitud”.


[imagen]
El Doris Hamlin (arriba) en su muelle en Baltimore, en el verano de 1932, tal como se presentó a los primeros miembros de la Expedición Cinematográfica al Caribe (abajo).

     Los interesados en esta travesía tenían que ponerse en contacto con el señor Phillip W. Browning, de Puerto Hurón, Michigán, o con el señor L. Ronald Hubbard, de Washington, DC. A los que contestaron, se les informó además que esta expedición por el Caribe se haría a bordo de una goleta de cuatro mástiles sin motor (de hecho, era una de las últimas goletas de ese tipo que existían), y que conllevaría la filmación de guaridas de los antiguos piratas para exhibirse en los noticiarios de los cines. Entre otras escalas previstas, estaban las islas Bermudas, Martinica, Santo Tomás, Santa Cruz, Jamaica y Puerto Rico. Fue también de interés lo que Ronald describía como “datos relativos al territorio y los habitantes de estas pequeñas islas civilizadas”, así como las fotografías desde los bordes de cráteres de volcanes en actividad: por tan sólo una modesta inversión de 250 dólares por estudiante. Algo a lo que no se dio publicidad, pero que de inmediato fue evidente para todos los participantes, fueron las dificultades económicas para poner en marcha un viaje así en el período más crítico de la Gran Depresión. Además, tenía que ser también una aventura completamente independiente: tripulada, financiada y dirigida por los 56 estudiantes mismos. Sin embargo, y pese a todas las dificultades concurrentes, incluyendo a los abastecedores deshonestos y a los recalcitrantes agentes de arrendamiento, esta fue la Expedición Cinematográfica al Caribe.


[imagen]
Ruta de la Expedición cinematográfica al Caribe.


La Expedición al Caribe continúa...


| Anterior | Glosario | Índice | Siguiente |
| Encuesta | Sitios afines | Librería | Página principal |
L. Ron Hubbard Der Abenteurer | L. Ron Hubbard, Adventurer/Explorer | L. Ron Hubbard: Homme d'Aventure et d'Exploration
info@scientology.net
© 1996-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas